Nuestras Habitaciones

Elige la habitación que más se ajuste a tus necesidades

¡Descubre el encanto de la estancia en un antiguo monasterio medieval sin renunciar a la comodidad!

La Domus Sessoriana ha conseguido convertir las antiguas celdas del Monasterio anexo a la Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén en habitaciones individuales, dobles, matrimoniales, triples y cuádruples. Disponen de baño privado y todo el confort de un alojamiento moderno. Todas las habitaciones son cómodas, luminosas y silenciosas, y las de categoría superior son también muy amplias. Y aunque se trate de un hotel ubicado en el centro de Roma, la Domus Sessoriana garantiza una estancia de relax en un ambiente discreto.


Las habitaciones están situadas tanto en el Ala Conventual como en la Palazzina. Excelente para quien anhela discreción o se encuentra en la ciudad por negocios, la habitación individual puede ser la solución ideal para unas vacaciones en Roma, disfrutando de la ubicación central del hotel, en una zona turística y comercial.

A las parejas de vacaciones en la Ciudad Eterna ofrecemos el mejor confort para una estancia de ensueño. Las habitaciones amplias y silenciosas te harán olvidar su cercanía al centro de una gran metrópolis, en una zona con un sinfín de lugares de interés cultural y artístico.

Los amplios espacios del antiguo monasterio han sido transformados en cómodas habitaciones para pequeñas familias, grupos de amigos o compañeros de trabajo, ideadas para satisfacer todo tipo de demanda. Confía en nuestra acogida milenaria para unas vacaciones a tu medida.

La Domus Sessoriana tiene la habitación ideal para ti y tu familia o tu grupo de amigos. Para aquel que viaja en compañía pero no renuncia a la comodidad de una habitación amplia. Para aquel que viaja en compañía sin tener que renunciar a la libertad de alcanzar los lugares de interés en completa autonomía.